Una vez en Noviembre

Tenía la televisión puesta de fondo mientras me dedicaba a hacer otras cosas de mi atareada vida y de repente… una melodía me paralizó por completo, no podía creerlo, aquella famosa caja de música que tanto perseguí en la niñez estaba saliendo en televisión para anunciarme que Anastasia Romanov venía a España desde Broadway mediante un Musical de ensueño.

Una imagen se me vino a la cabeza de inmediato, aquella niña que soñaba con ser Anastasia con esa cajita de música, viajando entre un San Petersburgo de fantasía y mi bella París, ciudad del amor. Cuántas veces se habrá rebobinado aquel VHS para ver esa película una y otra vez, hasta llegar a aprender los diálogos y las canciones del derecho y del revés…

No lo dudé, tenía que hacerme con mi entrada y disfrutar del espectáculo. Fue una llamada del Destino que no podía dejar escapar, así que cogí el calendario y planeé un viaje exprés a Madrid para ver la obra. El 24 de noviembre acabó siendo la fecha elegida en consenso con mi acompañante. Ese día tenía dos sesiones: La primera a las 18h y la segunda, que fue la que escogimos, a las 22h. La función dura unas 2 horas y 25 minutos aproximadamente y cuenta con una pausa de 20 minutos entre el primer y segundo acto.

WhatsApp Image 2019-01-02 at 17.58.35

Aquí podéis ver nuestra entrada: Anfiteatro A – Fila 3 – Butaca 11/13

La verdad que el Teatro Coliseum te atrapa por completo, nunca había estado y al comprar las entradas tenía la incertidumbre de saber si acabaría pagando la calidad/precio en la visibilidad o acústica, pero todo lo contrario. Para mí estuvo perfecta la ubicación. Desde esa perspectiva aprecias mejor el decorado y juego de la escenografía y los/as actores/actrices te llegan directos al corazón en cada intervención.

Al llegar al teatro, ya te sumerges en la historia… photocalls con imágenes de la familia Romanov y de los/as integrantes del musical; puestos de merchandising; una representación de un cerezo en flor con el que nadie podía evitar irse sin echarse una fotografía, etc. Una vez entrabas, había una sensación que te envolvía… no sabes por qué, pero cuando se baja el telón descubres que aquello que sentiste al entrar y que viviste durante dos horas y medias no era otra cosa que… MAGIA.

Para los/as que tienen viciada la película Anastasia, puede que les choque encontrarse con algunas modificaciones en la letra de las canciones, pero os aseguro que no pierden su esencia, es más, tienen el poder de erizarte la piel a pesar de que tu mente recurra a la letra antigua y finalmente acabe tarareando la nueva versión. Otro detalle que difiere de la película infantil es la ausencia de la figura de Rasputín al que ni siquiera se le nombra; en su lugar aparece Gleb, representando a los bolcheviques que asaltaron el Palacio de Invierno derrocando a los Romanov y que aparentemente es “el villano” de la obra.

46501844_10217743703565334_81428800360939520_o

Los acomodadores del Teatro Coliseum te ofrecen por 1€ el programa de la obra que contiene información sobre la compañía, los actores, los cantantes y la historia, entre otros datos de interés.

Honestamente, se nota que estamos en una de las épocas doradas de los musicales en España. Traer desde Broadway esta obra maestra creo que ha sido una gran idea y estoy segura de que vendrán muchos más de la mano. Si la Gran Vía de Madrid ya era afortunada por el gran repertorio con el que contaba, ahora le han puesto una alfombra roja directa al estrellato.

Es imposible contener la emoción al final de la obra, sentimientos a flor de piel y no te queda otra opción que rendirte al talento y agradecerlo en forma de aplausos. Para mí ha sido como revivir un sueño. Nunca me imaginé que aquella película que tanto adoraba de niña me iba a transportar a tantos lugares en la vida real a través de un musical. Sigo emocionada y alucinando con esta maravillosa obra y todo lo que le rodea. Me encantaría repetir… Una historia más que contar, pero sobre todo, una experiencia que has de sentir.

Atrévete a viajar al pasado… Anastasia El Musical

Sentí la Llamada

Día: 30 de junio de 2018.IMG-20180630-WA0026

Lugar: Teatro Lara, Madrid.

Hora de la función: 23:30.

Duración: 115 minutos sin intermedio.

Precio entrada: 29€ (+1,40€ gastos de gestión).

Reparto según función:

MARÍA: Nerea Rodríguez, SUSANA: Angy Fernández, DIOS: Paco Arrojo, MILAGROS: Erika Bleda, BERNARDA: Alicia Orozco.

LA BANDA DE DIOS: Alberto Peto (guitarra), Ismael Prado (bajo), Carlos Pérez (teclado), Ignacio Villafruela (batería).

La LLAMADA habla de la alegría de encontrar, aunque sea por un segundo, tu lugar en el mundo. Esperamos que sentado en esta butaca te llevemos a donde quieres ir. Bienvenido al Campamento La Brújula.

Javi+Javi

El sábado pasado asistí por primera vez a la función de La Llamada El Musical en el Teatro Lara de Madrid. Ya os he dejado unos detalles técnicos sobre mi experiencia, aunque me gustaría ampliar un poco el de la entrada, el precio total fue de 30,40€ y la adquirí a través de la taquilla online del Teatro, aunque sé que hay más páginas disponibles para la venta de entradas que podéis consultar en lallamadaelmusical.es. Tenía muchas ganas de ver esta obra y aprovechando que pasaría ese fin de semana en Madrid, intenté hacerme con una entrada para verla.

Para mi sorpresa y la de mi acompañante, todo el mundo había tenido la misma idea, así que las entradas estaban volando. Os adjunto foto del patio de butacas que es donde nos situamos (fila 5, asiento 19, visibilidad buena). No había ido nunca a ese teatro ni sabía qué movimientos tendría la obra, así que hasta que no llegase el momento no sabría si realmente la visibilidad era buena o no.

IMG-20180529-WA0003

Fuimos entrando poco a poco al teatro y a nuestra sala para acomodarnos en nuestros asientos. «¡Qué cerca estamos!», fue lo primero que pensé al sentarnos. Se empieza a notar movimiento en el escenario, el público en silencio… Comienza el show.

Honestamente vi La Película de La Llamada en su día, pero mi acompañante no, porque la realidad es que no hace falta verla para entender la función ya que según el dicho de ¿qué vino antes la gallina o el huevo?, esta obra de teatro fue la opera prima de Javier Calvo y Javier Ambrossi que posteriormente llevaron a la gran pantalla. Así que amantes de la película o simplemente aficionados al teatro musical, cualquiera tiene cabida en esta sala.

Por lo general, mi visibilidad fue excelente, aunque he de decir que hay algunas escenas en las que se mueven por el pasillo y tenía que girar un poco la cabeza si no quería perder detalle, así que como recomendación personal os aconsejaría las filas 7 u 8 si no conseguís asientos cerca del pasillo o palcos. La acústica era brutal, en más de una ocasión se me pusieron los pelos de punta de la emoción que transmitían. Música en directo, voces que llegan al corazón, interpretaciones dignas de más de un galardón.

La Llamada el Musical me gustó mucho más que la película, tengo que reconocerlo, fueron 115 minutos de risoterapia sin parar, una obra fresca que te hace sentir libre y a gusto contigo mismo. Sales de allí con una sensación de buen rollo indescriptible. Sin duda, si tenéis la ocasión de ir a Madrid durante su permanencia, debéis ir a verla para sentirla.

¡Que no os lo cuenten!