Quiero volver a ser yo

Hace unas semanas se celebraron los Latin Grammy 2020, una 21 edición un tanto atípica por la situación que estamos viviendo, pero la música no quería dar paso a más silencio así que hizo acto de presencia. Una de las sorpresas de la noche llegó con el premio “canción del año” ya que había canciones repetidas hasta en la sopa durante todo el año, alcanzando lo más alto de las listas radiofónicas. No obstante, haciendo honor al lema de esta edición la música nos humaniza ganó la canción RENÉ de Residente.

Si aún no habéis tenido el placer de oír esta canción aquí os dejo el videoclip oficial donde el artista se desnuda y muestra su cara más honesta hablando de sus orígenes, su salud mental, de política y cómo llegó al estrellato y las consecuencias de éste.

Cuando recibió el premio a través de una videoconferencia emitió un discurso que creo vale la pena plasmar en esta entrada:

El arte no se hizo para hacer historia o establecer récords, esto no son las olimpiadas. Los números, los seguidores de Instagram, las views en Youtube no definen el arte tampoco. El arte para mí está hecho para que seamos reflejo de todo lo que nos afecta, está hecho para hacernos sentir libres y digamos lo que sentimos sin miedo, aunque nos cueste la vida. Nosotros como artistas debemos sentirnos incómodos para obligarnos diariamente a innovar y ser creativos. Esta noche veo mucho talento, también veo a veces, en ocasiones, mucha gente con miedo; miedo a que no los metan en una playlist de Spotify, miedo a no sonar en la radio, miedo a no vender… y en el arte no se puede tener miedo, esa es la diferencia entre ser únicamente negociante o un artista. Nosotros somos artistas y nuestra prioridad es hacer arte. Esta canción la hice sin miedo a ser vulnerable frente a ustedes.

Residente, Latin Grammy 2020.

En una sociedad en la que la comparación está a la orden del día desde nuestra infancia y en cualquier ámbito de la vida, donde las cifras sustituyen a las letras llega una canción dispuesta a hacernos reflexionar sobre la vida y sentirnos identificados con algunos pasajes de ella. Porque sí, todos hemos tenido bajones y a veces la vida no es color de rosa, las rosas también tienen espinas… y en ocasiones una palmadita en la espalda no es consuelo suficiente, a veces lo único que necesitas es soltar todo lo que llevas dentro hasta vaciarte.

Parece que cuando suenen las doce campanadas, este año la mayoría suspirará aliviada porque por fin se pone punto y final a un año caótico donde han habido más bajadas que subidas en la montaña rusa del día a día. Quizás en ese momento recuperemos un poco de la ilusión para recibir el 2021 con energías renovadas, para empezar a creer de nuevo.

La cara B de los festivales de música: Interestelar Sevilla

Pensaba escribir una reseña sobre mi experiencia en el Interestelar Sevilla 2019 contando lo bien que me lo pasé, lo que disfruté con la música en directo y de la gente que me acompañaba, pero los vaivenes de la vida han ido relegando esta entrada hasta coincidir con la venta de entradas para la nueva edición, recordándome un poco el lado oscuro de estos festivales.

gemabencan_61658747_2052133588246728_6820064518257082379_n

Pradera del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Interestelar Sevilla 2019

Para empezar, nos encontramos con anuncios casi a diario de una cuenta atrás de entradas a precio exclusivo y medianamente asequible, pero eso sí, con total desconocimiento del cartel de artistas invitados; lo que se podría decir una compra a ciegas ya que la venta se abrió el 12 de septiembre para un festival que se celebrará el 22 y 23 de mayo de 2020.

Antes de continuar creo que es necesario hacer un inciso para explicar los dos tipos de entrada que existen en este festival: Abono Normal y VIP para los dos días que dura el festival, aunque semanas antes de que empiece el festival dan la opción a compra de comprar entradas por día, ya con el cartel de artistas anunciado. En mi caso, habiendo comprado VIP la primera vez que fui al festival y Normal en la última edición, para mí la única diferencia es que las entradas VIPs gozan de un espacio exclusivo “zona vip”, valga la redundancia, donde están más recogiditos y tienen su propia barra, supuestamente con precios con algunos descuentos comparados con la barra normal, a la que si quieren también pueden tener acceso ya que se pueden mover por todo el festival al igual que los de entrada Normal que al único sitio que no pueden acceder es a la zona vip, por eso digo que para mí tampoco es que tenga una diferencia importante y se nota en el precio. (desde 24€ + g.g. Normal y 50€ + g.g. VIPprecios de lanzamiento).

Llegamos al día de la venta de entradas… el cronómetro de la web oficial esperando a las 12:00 para abrir la venta. ¿Cuál fue la sorpresa? Que el sistema no estaba preparado para tantas entradas y los sitios webs colapsaron no permitiendo la compra hasta al menos una hora después; con la cantidad de dinero que se mueven en estos eventos, los días que llevas anunciando una fecha clave, ¿y no preparas las páginas para la cantidad de clics que va a recibir para hacerse con las entradas más baratas? Un completo desastre que no hizo más que empezar… Cuando por fin accedías a la venta, te encontrabas desglosados los diferentes abonos, con su precio y descripción, con la sorpresa de que para la entrada Normal habían sacado ya dos precios, no había pasado ni media hora y estaban vendiendo dos tipos de entrada sin haber agotado la primera, aunque muchos pensaron que sí porque aparecía el cartelito de “reserved” en las entradas de 24€ que imposibilitaban su compra. Nadie se pronunciaba al respecto hasta que al final aclararon que ese mensaje significaba que alguien estaba efectuando la compra y que si cancelaba o finalizaba su compra se liberaban para que otros pudieran comprarlas, así que no quedaba de otra que recargar una y otra vez para que la web nos diese la opción de comprarlas. Pasó un rato con problemas también para la identificación de los usuarios en la página de venta de entradas (WEGOW) y de repente aparecieron tres precios para el abono normal: 24, 26 y 28€ + g.g. El precio de las VIPs tampoco se quedó atrás, llegando a subir hasta 10€ en cuatro horas. La indignación de los festivaleros se palpaba en las redes sociales, algunos resignándose a comprar las entradas disponibles por no querer esperar y encontrarse con un sold-out que les llevase a una compra aún más cara y otros abandonando la posibilidad de poder asistir por el trato recibido. Además que este año sorprendieron con la noticia de que las entradas serían nominativas, por primera vez en el Interestelar Sevilla.

Entradas nominativas para un festival que saca a la venta sus abonos sin conocer ningún integrante del cartel y en vistas a Mayo 2020 que para la gente que sea de Sevilla o alrededores tampoco supone mucho ajetreo comparado con la cantidad de gente que viene de fuera que invierte en la ciudad buscando alojamiento y planificando todo un fin de semana fuera de casa.

Como ocurre con la mayoría de publicidad de eventos como este, de cara a la galería de las cuentas oficiales del festival, la venta de entradas fue todo un éxito, sorteando “UNA experiencia interestelar” entre las miles y miles de personas que adquirieron su abono en las primeras 24 horas. Todo un éxito para la empresa.

Otra particularidad de este festival es que dentro del mismo las bebidas se tienen que adquirir con las monedas del festival: tuents. Para ello tendremos que cambiar nuestro dinero (en efectivo o tarjeta) por estas fichas, en la última edición… 1 tuent = 3 € // un vaso normal (1/2 tuent), agua (1/2 tuent), cerveza/tinto (1 tuent), etc. Hay que hacer la diferencia entre vaso normal y vaso grande, porque a pesar de que quepa mayor contenido, también es más caro, pero es el único que admiten para la oferta de 2×1 en cervezas que dejan las dos primeras horas de cada día. Sin embargo, dentro del festival hay diferentes puestos de venta de comida en los que se puede pagar en efectivo o con tarjeta, pero no venden ningún tipo de bebida, todas las bebidas se han de adquirir en las barras del festival y a cambio de tuents. No obstante, con tu pulsera podías entrar y salir del recinto las veces que quisieras y afuera también encontrarás foodtrucks con bebidas disponibles con precios económicos para los ahorradores.

Tal es el éxito del festival que a pesar de todas estas pequeñas trabas, la gente no deja de ir con la esperanza de que el cartel de la nueva edición sea igual o mejor que la anterior. En esta última artistas como Rozalén, Fangoria, Vetusta Morla, Iván Ferreiro, La M.O.D.A. eran de los más aclamados por el público, llenando de música y buen rollo la noche sevillana.

En el festival se encuentran 3 escenarios: los dos principales para artistas que ya tienen su hueco en la industria y el tercero para artistas locales o que aún no son muy reconocidos pero que para los entendidos en la materia tienen su hueco en las playlists de sus dispositivos. Además de estos 3 escenarios con horarios intercalados y a veces criticados por las coincidencias, está una carpa de DJ donde los temazos no dejan de sonar y alargan la fiesta hasta el cierre del festival.

Cierto es que también lanzan ofertas previas para comprar tuents con antelación, que igual compensa ir gastando el dinero de a poco que hacer el cambio de monedas en el mismo día, pero claro, corremos el riesgo de que no podamos ir, que se cancelen por fenómenos meteorológicos, etc., aunque si hemos sido rápidos comprando las entradas a precio de lanzamiento y luego la empresa nos anuncia un cartelón de artistas, el buen sabor de boca permanece por encima de este mal negocio que se forma en torno a estos festivales, ya que acabarías pagando el precio de lo que sería una entrada normal para un solo artista en un concierto de su gira para ver a muchísimos más en el mismo sitio.

Así que si decidís probar por vosotros mismos lo que es ir al espacio en una ciudad como Sevilla, a continuación os dejo un enlace directo para acceder a la compra de entradas del Interestelar 2020:

Crónica de un ConciertOT

El pasado 2 de junio tuve el placer de formar parte de las 20.000 personas que asistieron al concierto de OT 2017 en el Estadio Olímpico de la Cartuja en Sevilla. Un espectáculo impresionante en vivo y directo de la mano de unos jóvenes que están buscando su hueco en la industria musical y que saben dejarse en la piel en cada escenario con la ayuda de los bailarines, banda y todo el equipo que no se ve, pero que lo hacen todo visible.

IMG_20180602_161219

Como cada concierto, habían diferentes tipos de entrada: Hot Early Ticket, Early Entry Golden, Golden, General Pista y Grada. En mi caso, fui con dos amigas más, sabíamos que conciertos anteriores estaban rozando el Sold Out y como por problemas de agenda no íbamos a poder hacer mucho tiempo de cola, decidimos comprar la entrada Early Entry Golden cuya ubicación era la Zona Golden (nuestra entrada + la entrada Golden) y tenía la ventaja de entrar antes que el resto, por eso no era necesario estar esperando muchas horas bajo el sol. El precio de la entrada fue de unos 140€ + gastos de gestión (3€) e incluía: acceso antes de la apertura de puertas general, acreditación early entry, póster y una bolsa de tela de la gira.

Las puertas abrían a las 19:30h. Nosotras llegamos a la cola sobre las 16h porque los que teníamos esta tipología de entrada teníamos que estar acreditados antes de esa hora. Estuvimos esperando en la cola correspondiente unas dos horas y media, y apareció una chica de la organización con una lista preguntando el nombre del comprador para confirmar los datos e ir acreditándonos y dándonos los “regalos”. A pesar de tenerlo todo, no nos dejaban pasar, sólo entramos 15 minutos antes que el resto, pero por suerte estuvimos en primera fila de pasarela donde lo veíamos todo estupendamente. Sin embargo, como compartíamos zona con los de la entrada Golden (creo que valía unos 65€ más o menos), a nuestro alrededor había gente de esa entrada que había adelantado a los de Early Golden y por lo tanto hubo un batuburrillo de quejas por la mala organización, porque como veréis la diferencia de precios es bastante considerable para no tener más que una serie de “obsequios” y 15 minutos de diferencia de entrada como ventaja sobre el resto.

Problemas del recinto u organización aparte, se iban pasando los minutos y por fin llegaba la hora… Se escucharon griteríos porque los triunfitos y bailarines se trasladaron hacia el escenario y algunos asistentes los vieron de lejos y la emoción se palpaba en el ambiente. Carteles con el nombre de cada favorito, globos de colores, globos de león, pelucas al viento… Cada fan llevaba su ritual preparado y organizado para que cada uno de ellos sintiera su apoyo.

Como sabéis las canciones de la gira no variaron y el repertorio está publicado desde hace tiempo así que para no repetirme demasiado, lo adjunto aquí debajo y os cuento algunos detalles específicos de este conciertOT en Sevilla:

Grupales: I’m still standing, A quién le importa, Camina, La revolución sexual.

Amaia: Todas las flores (con Ana Guerra), Miedo, Con las ganas (con Aitana), Shape of you (con Roi), City of stars (con Alfred), Tu canción (con Alfred).

Aitana: Con las ganas (con Amaia), Issues, No puedo vivir sin ti (con Cepeda), Chandelier, Lo malo (con Ana Guerra).

Miriam: What about us, Euphoria (con Thalía), Invisible.

Alfred: Don’t dream it’s over (con Marina), City of stars (con Amaia), Que nos sigan las luces, Tu canción (con Amaia).

Ana Guerra: Todas las flores (con Amaia), Don’t you worry about a thing (con Mimi), la Bikina, Lo Malo (con Aitana).

Agoney: Manos vacías (con Raoul), Symphony (con Nerea), Eloise.

Roi: Heaven, Shape of you (con Amaia).

Nerea: Quédate conmigo, Symphony (con Agoney).

Cepeda: No puedo vivir sin ti (con Aitana), Say you won’t let go.

Raoul: Manos vacías (con Agoney), Million Reasons.

Mireya: Corre (con Juan Antonio), Madre Tierra (con Ricky), Ni un paso atrás.

Ricky: Let me entertain you, Madre Tierra (con Mireya).

Marina: The voice within, Don’t dream it’s over (con Alfred).

Thalía: Euphoria (con Miriam), Cenizas.

Juan Antonio: Corre (con Mireya), A puro dolor.

Mimi: Don’t you worry about a thing (con Ana Guerra), A YO.

IMG_20180602_193208

 

Después del parón de los conciertos de apertura en Barcelona y Madrid (3 y 16 de marzo), se retomaba la gira de OT 2017 en las Islas Canarias (29 y 30 de mayo) para continuar en Málaga (1 de junio) y concluir la semana en Sevilla (2 junio). Honestamente tenía algo de incertidumbre por la energía del concierto, ya que después de un parón, conciertos tan seguidos y Sevilla que aparentaba ser uno de los más importantes, acababa relegado por otros conciertos, como el de Málaga que muchos no podían asistir al de Sevilla y esperaban que la fecha de Málaga fuese posterior y para sorpresa de todos la pusieron el día de antes. Pero bueno, calendarios aparte… ¡COMIENZA EL SHOW!

Juego de luces, entra la banda a sus puestos de mando, suena la música… Aparecen los bailarines y en las pantallas del escenario, las imágenes de los concursantes a modo de presentación por orden de salida de la Academia. ¡Todos a escena!

El orden de las canciones no varió, así que como siempre abrieron el conciertOT con I’m still standing, qué impresión, en primera fila y verles tan de cerca después de haber visto el concurso durante +3 meses a través de la pantalla. Son tan “de verdad”. Sin duda la naturalidad que se ha visto reflejada durante este tiempo ha hecho que la gente no los vea como “unos cantantes más” sino como parte de su familia incluso.

Ricky en su actuación solista anunció que habíamos batido otro récord, Sevilla tiene su color especial y no iba a ser menos, 20.000 personas, más que en el Palau Sant Jordi. Creo que lxs chicxs se fueron creciendo con el ambiente que creamos los asistentes, público y artistas entregados al 100%. En mi zona el sonido era el perfecto, aunque sí es cierto que en alguna que otra ocasión contada hubo alguna que otra interferencia con los micrófonos, que al finalizar el concierto los de la zona pista lo notaron más fervientemente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una de las triunfitas, Marina, jugaba en casa y todos sus compañeros no dudaron en arroparla por ello. En la última actuación grupal, la dejaron a ella cruzar la pasarela sola con la bandera de Andalucía, mientras el resto aguardaba en el centro del escenario para recorrerlo juntos. Me pareció un bonito gesto, la verdad. IMG_20180602_234405

En la actuación de City of Stars de Alfred y Amaia al piano, el cielo teñido de rosa, empezó a dejar que se escapasen unas leves gotas de agua, no interrumpieron el momento, de hecho, parecía que la atmósfera también quería ser parte de la escenografía jugando a ser estrellas.

Como seguidora del programa, también tenía mis favoritos, en este caso es Miriam, la leona gallega. Ya había tenido la oportunidad de “conocerla” en persona y me faltaba comprobar qué tal era vivir su talento en directo encima de un escenario… Boquiabierta y emocionada. Esta mujer lo da todo en el escenario. Pura fuerza y con una capacidad para transmitir impresionante, no soy para nada objetiva, pero desde mi más objetiva subjetividad os recomiendo que tengáis muy presente a Miriam Rodríguez porque esta chica ha llegado para quedarse, con su single Hay Algo En Mí ya dio un golpe sobre la mesa y estoy segura de que lo mejor está por llegar.

IMG-20180603-WA0010

Ver la cara de ilusión de seguidores y artistas, interactuando desde el escenario cuando veían un cartel con su nombre, recogiendo con ilusión lo que les lanzaban al escenario: camisetas, globos, cartulinas… Sin duda fue una noche mágica para todos.

IMG-20180603-WA0051

Una vez terminado el concierto, comenzó el momento “desalojo”, nosotras aguardamos un poco para no encontrarnos con todo el tapón de gente, aunque fue en vano porque la seguridad del recinto estaba ya tomando medidas para ello dejando pasar poco a poco de un lado y de otro para que no hubieran choques innecesarios. Y fue entonces en ese túnel y en ese camino donde ocurrió algo precioso… Personas que sin conocerse, comenzaban a cantar al unísono canciones del concierto y singles de algunos de ellos que aún no se habían escuchado sobre el escenario.

La música da vida.